Símplemente hablemos de mierda, mierda y mierda.